Home Ecomundo Movilidad ¿Qué hacer cuando quieres llevarte la bici de viaje y en avión?

365 formas de salvar a la Tierra

No compres souvenirs hechos de especies protegidas: comprando objetos que provienen especies preotegidas estás fomentando el tráfico ilegal y acelerando su extinción. Cuando estés de vacaciones no compres caracoles, conchas, joyería, armazones o llaveros, hechos, por ejemplo, de caparazones de tortuga marina, insectos y otros muchos más.  By Philippe Bourseiller.
¿Qué hacer cuando quieres llevarte la bici de viaje y en avión? PDF E-mail
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Movilidad
Escrito por Administrator   
Lunes, 06 de Mayo de 2013 10:34

Si eres un ciclista empedernido y siempre has querido llevarte tu bici a un viaje largo y en avión, aquí te damos algunos pasos de cómo hacerle para que no dejes arrumbado a tu caballo de hierro.

 

A la hora de reservar el vuelo, es importante informar a la compañía que vamos a viajar con una bicicleta. Este evento constará en el boleto: si no lo haces así pueden negarse a transportarla si la bodega de carga está llena. Toma en cuenta que la bicicleta paga facturación de equipaje como una mercancía extraordinaria debido a su volumen, no al peso.


El precio suele depender del trayecto y de la línea aérea (infórmate con anticipación), pero algunas compañías se hacen de la vista gorda y nos permiten transportar la bici sin costo adicional, como si fuera una maleta. Intenta estar con 2 horas de antelación en el mostrador de sobreventa: así evitarás problemas de documentación con el equipaje y dispondrás del tiempo necesario para documentar la bicicleta.

Hay diferentes maneras de guardar la bicicleta pero, si sólo vas a realizar viajes ocasionales, bastará con que pidas en una tienda de bicis una caja de cartón y si se puede pide que te den también los blindajes internos que contienen las bicicletas nuevas. En caso de tener que comprar bolsa o maleta te aclaramos que los modelos rígidos ofrecen mejor protección y unas buenas ruedas para el transporte; su parte negativa es el elevado peso (incluso vacía) y que no son tan baratas. Por su parte, la bolsa acolchada es más económica, hay que desmontar menos la bici pero ofrecen menor protección y se deterioran con facilidad por el roce, también hay que tomar en cuenta que en algunas maletas rígidas hay que quitar manubrio y asiento. 9

A la hora de guardarla debes de hacerlo paso a paso. Aunque debería ser tan simple como quitar las ruedas y meter la bicicleta en la bolsa o maleta, hay algunas pautas que sería imprescindible seguir, para evitar el deterioro de la misma; imagina el trato que a veces reciben las bicicletas por el personal de carga de los aeropuertos.

En las tiendas puedes pedir los protectores de plástico con los que guardan algunas ruedas nuevas, de esta manera las aristas del eje no pueden dañar el cuadro.

Aunque la bolsa de la bici lleva compartimentos para las ruedas, es mejor utilizar bolsas individuales también. Nunca debemos olvidar quitar la presión de las ruedas: la bodega de carga no va presurizada como la cabina de un avión y pueden explotar.

Para evitar que tras un golpe o al apoyar la bolsa de la bicicleta sobre alguna maleta pesada nos puedan doblar la pata del cambio, es mejor desarmar el desviador trasero: se tarda pocos segundos y evitamos una avería difícil de reparar.

Sujeta bien todo. Con trapos, cintas o tiras de velero, inmovilizaremos el cambio trasero y las bielas; de esta manera evitamos que se arañe el cuadro con el pendular del desviador o la cadena.

Coloca la bicicleta con el manubrio y asiento hacía abajo, mete las ruedas en sus fundas e introduce bolsas con ropa para que actúen a modo de amortiguadores.

Listo puedes ir a la aventura con tu bicicleta para conocer nuevos caminos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enter your email address:

Joomla Templates and Joomla Extensions by ZooTemplate.Com
¿Sabes qué es el Plan Verde de la Ciudad de México?
 
Muevete en Bici
EcoBici
S Responsable
Educacion Ambiental
ICLEI
Comunicasion
PM25 Revista electrnica